¿Podría adelantarse la campaña española del mango?

Abr 16, 2024

Las lluvias del mes de marzo en Málaga ofrecen un escenario indudablemente más favorable para la próxima campaña de mango, que ya se gesta en los árboles de la provincia. Y es que, además de rehidratar con contundencia la tierra, el agua ha ayudado a mejorar reservas de agua tan importantes para el sector subtropical malagueño como el pantano de La Viñuela, que ha pasado en solo un mes de acumular el 8% de su capacidad total a más del 18,6%.

«Se debe ser positivo, porque han caído hasta 100 y 200 litros en algunos puntos, pero hay que recordar que la sequía sigue existiendo; no obstante, es un gran salto desde la situación que teníamos hace 6 meses o un año, y estas lluvias van a ayudar a que el mango soporte con mayor entereza el verano», señala Álvaro González, de Tropicsur.

«El agricultor tendrá que seguir buscando soluciones de riego con cubas o con aguas regeneradas quien pueda acogerse a ellas, pero gracias a estas lluvias esperemos que la campaña de mango venga con más volumen que la anterior, que se quedó en unos volúmenes históricamente bajos, y que independientemente de los calibres haya fruta que le genere a los agricultores su beneficio, y las comercializadoras puedan volver a dar trabajo a través de todos los empleos directos en sus instalaciones, como indirectos, en la comarca. Nosotros, particularmente, estamos ansiosos de la llegada de esta temporada, ya que en los últimos años nos hemos posicionado como un referente en el mango español y es una fruta que nos gusta trabajar».

«Lo importante será hacer una buena gestión del agua para aguantar hasta las próximas posibles lluvias, sabiendo que lo más probable es que si no vuelve a llover en la primavera, no lo haga más hasta octubre o noviembre», señala Álvaro. «Aunque por ahora el agua ha sido muy positiva para la floración y el cuajado, ya se puede ver algún indicativo de la posible cosecha que tendrán los árboles, muy superior aparentemente a la del año pasado».

«Muchos agricultores este año no se han atrevido a retirar la primera floración y la lluvia les ha venido muy bien»
El mango tiene la particularidad de poder florecer dos veces, y justamente esta característica forma una parte importante del manejo agronómico del cultivo en Andalucía. «En la Axarquía, la primera floración, que se da en febrero/marzo, se retira para evitar percances por el frío, y la fruta recolectada viene principalmente de la segunda floración, que se da en abril/mayo, y permite tener un mayor número de frutos cuajados de los calibres más valorados», explica Juan Miguel González, de Tropicsur.

«El año pasado se cortaron las flores de la primera floración, como siempre, esperando las lluvias de la primavera; pero no se contaba con que no habría, de manera que la sequía hizo que los árboles prácticamente no tuvieran la oportunidad de florecer por segunda vez. Y ese ha sido uno de los factores de la bajísima producción del año pasado».

«Por poner un ejemplo drástico, un proveedor de la casa, que normalmente cosecha unas 200-300 toneladas de mango, el año pasado solo obtuvo una producción simbólica de 9 toneladas. Como él, muchos otros agricultores este año no se han atrevido a retirar esa primera flor y la lluvia ha venido en un momento muy bueno para la fruta».

«Cuando el mango español entra en el mercado, se adelante o no, tiene poca competencia»
Pese a que en Andalucía en general se cultivan diferentes variedades de mango, comenzando la campaña con variedades tempranas que incluso se cultivan en invernadero como Irwin, la variedad predominante Osteen empieza a llegar a los mercados a partir de finales de agosto/septiembre. No obstante, el hecho de que haya fruta cuajada de esa primera floración plantea la posibilidad de que la campaña pudiera adelantarse respecto a los años en los que la fruta cuajaba un mes después.

«Es muy difícil aventurarse a hacer previsiones y solo durante el verano podremos ir respondiendo a esas incógnitas. Mucho dependerá de cómo van a responder los árboles, porque si hay fruta disponible podrían empezar a cortarse los mangos más temprano con el fin también de aliviar el sufrimiento al árbol».

«En agosto acaban las campañas de mango africanas, retirándose Senegal, Costa de Marfil o Burkina Faso, y aún no empieza Perú, por lo que el mango tiene una ventana comercial importante; no obstante, independientemente de que haya fruta de otros orígenes o no, el mango español es muy apreciado y demandado en Europa y cuando entre en el mercado, se adelante o no, tendrá poca competencia».

Puedes leer la noticia original en

https://www.freshplaza.es/article/9617686/podria-adelantarse-la-campana-espanola-del-mango/